Lunes, 09 Febrero 2015 01:00

"Fortalezcan los corazones"

El papa Francisco ha vuelto a denunciar "la globalización de la indiferencia, la actitud egoísta e indiferente ante el sufrimiento de los demás, que ha alcanzado una dimensión mundial", durante su mensaje tradicional de Cuaresma, recientemente difundido por la oficina de prensa de la Santa Sede con motivo del inminente comienzo del nuevo tiempo litúrgico.

El mensaje, en el que el pontífice subraya el significado de la Cuaresma como "tiempo de renovación y de gracia para la Iglesia, para las comunidades y para cada creyente", lleva el título "Fortalezcan los corazones", inspirado en la epístola de Santiago, a cuya luz Su Santidad exhorta a los creyentes a la oración, los gestos de solidaridad y la conversión frente a la tentación individual de la indiferencia. "Para superar la indiferencia y nuestras pretensiones de omnipotencia, quiero pedir a todos que este tiempo de Cuaresma se viva como un camino de formación del corazón", subraya Francisco.